jueves, 3 de julio de 2008

RoMa

En pocas ocasiones se puede hablar bien de una serie. Siempre se comenta que aquella es buena por esto y la otra por eso otro. Sin embargo decir que una serie es perfecta en su totalidad cuesta de creer. Numerosas han sido las voces que me recomendaban ver esta desde hace un par de años. No recibe más que elogios y ha cosechado numerosos premios. Todo esto puede ser negativo a la hora de visionarla, pues cuando tanta gente cuenta maravillas de ellas las espectativas son grandes y puedes esperar más de lo que en realidad es. No se ha dado el caso, al menos conmigo.

ROMA es una serie tan bien ambientada, con un alto presupuesto que se nota en cada detalle visual. Desde las tomas y fondos de la ciudad hasta el vestuario y los decorados. Todo cuidado con un detalle asombroso y más propio de una película que de una serie. Los actores sobresalen en sus actuaciones e incluso los secundarios hacen su trabajo con esmero. Los eventos históricos tan bien narrados, intercalados con 2 personajes que se cruzarán durante su vida con Julio César, Pompeyo, Cicerón, Marco Antonio... dos amigos de la decimotercera legión romana, superior y subordinado que a pesar de sus problemas personales y diferencias son como hermanos y se defenderán hasta la muerte (dicen que ambos existieron de verdad, tanto Tito Pullo como Voreno, pero no estoy seguro de fidelidad de la información). Las costumbres romanas se plasman de forma realista. Incluso las más sórdidas hoy dia como el libertinaje, sexo, incestos, homosexualidad, penes, culos y pechos sin pudor alguno, como la vida misma en esos tiempos. También drogas y no, no hay rock and roll, pero la banda sonora es una maravilla, con un tema principal que se repite a menudo con alguna variante, pero no resulta molesto en absoluto. Hay conspiraciones, traiciones, engaños, dolor, alegría, culpabilidad, sangre y muerte por doquier. Un cúmulo de elementos que hacen de esta serie algo diferente y sobresaliente. Si no la has visto aún te invito a hacerlo, pues productos de esta calidad no abundan.

Es la serie más cara de la historia y no sin razón. Fue concebida para durar 12 episodios de casi una hora cada uno, pero debido a su audiencia se decidieron realizar una segunda temporada de 10 capítulos más con igual duración. Parece que al final no les cunde tanto la audiencia ni los beneficios, por tanto no habrá tercera temporada. Una lástima en parte, pero un acierto también, pues entre la primera temporada y la segunda se nota un cambio de ritmo y la historia no es tan interesante, lo cual no quiere decir que sea mala ni muchísimo menos. Pero como suele decirse, lo breve si bueno, dos veces bueno. Y ROMA lo es seguro.

2 comentarios:

Jackal dijo...

¡Qué estrés! Mira que tengo series pendientes por ver :P

Anda, me ha salido un pareado (sin haberlo querido ni deseado) xDD

Daniel dijo...

También yo la tengo en la lista de pendientes, hay tanta ficción buena hoy día en televisión... agh, no tengo tiempo!