viernes, 27 de julio de 2012

El Caballero Oscuro. LLR

Que las expectativas estaban altas, a pesar de saber que no iba a superar a su antecesora, era un hecho. Siempre se espera un poco más de algo que nos ha gustado mucho con anterioridad.

Sin embargo, y a diferencia de la gran mayoría que ya la están poniendo como la mejor de la saga, (¿en serio? ¿no os estáis dejando llevar demasiado por el entusiasmo?), a mí me ha decepcionado. Y no me ha decepcionado por el hype en sí, sino porque la película desentona bastante con las otras dos.

En esta entrega Batman se torna más espectacular, con escenas de acción (relativamente) mejores, pero con un guión que flojea peligrosamente según avanza la cinta. Eso ya es motivo suficiente como para no poder decir que es la mejor de la trilogía, al menos para mí. El Caballero Oscuro fue y sigue siendo una película redonda, bien hilvanada, sorprendente, con giros nada predecibles, un score magnífico y grandes momentos con grandes frases para recordar. Sin duda, la mejor de las tres con diferencia.

El Caballero Oscuro. LLR empieza muy bien, con un epílogo casi a la altura de la anterior, un guión trabajado, no aburre, no cansa, emociona la primera reaparación de Batman con esa poderosa partitura de Zimmer de fondo y realmente brutal primera pelea entre Bane y el encapuchado. Hasta ahí todo iba bien, más que bien. Parecía que estábamos ante otra obra realmente destacada.

¿Qué ocurre a partir de ahí? Pues analizando fríamente tras dejar pasar casi una semana desde el visionado, creo que muchas cosas. Y aviso de que es más que probable que se me escapen SPOILERS para poder profundizar un poco en el tema, así que si aún no la has visto, no sigas leyendo.

En primer lugar, ese Bruce Wayne encerrado en la misma prisión donde estuvo Bane. Nolan se puede enorgullecer de crear películas largas que no aburren en ningún momento y se pasan volando, pero en este caso esa parte se hace tediosa por momentos y se torna poco interesante frente a lo que pasa en Gotham. Creo que el fallo está en el montaje, aunque no podría asegurarlo.

Y es que el montaje creo que es una de las lacras en este caso. Las transiciciones de escenas y períodos de tiempo están mal montados y, aunque se sobreentiende que han pasado meses, se sobreentiende porque pasan a estar en invierno en la ciudad. Tal como está montado, sin esa ayuda estacional, daría la sensación de que todo ha ocurrido en un momento o en un par de días.

En segundo lugar, el guión. Después de una primera mitad digna de elogio, este decae significativamente. No sólo porque haya escenas quizás no bochornosas, pero sí cerca de serlo, sino porque la historia pierde fuelle, no se aprovecha de verdad, se torna demasiado complaciente.

En una batalla campal entre terroristas hasta arriba de armas y polícías casi desarmados, (cuando quedaron atrapados bajo tierra estaban armados hasta los dientes, así que ya me diréis dónde coño se las dejaron justo cuando más falta les hacía), resulta que no mueren casi polis y derrotan a los "malos" sin problemas.

La lucha final con Bane queda muy por debajo de la primera, (cuando tendría que ser mejor aún por tratarse del clímax y la revancha de Batman), con un final de la misma absurdo y nada merecedor del Hombre Murciélago. Sí, como momento de humor genial, pero que sea Catwoman quien venza a Bane de un cañonazo con el Batpod tras aparecer de repente, le quita absolutamente la gracia a la batalla y al héroe de la función. Sinceramente, me parece que no sabían cómo terminar esa pelea y se les ocurrió una salida fácil y poco elegante de culminarla.

Bane resulta un villano poderoso, físico, brutal y bastante inteligente. Pone en jaque a la ciudad, actúa como un "Rajoy" hablando de lo mentirosos que son los otros que decían que Harvey Dent era un héroe y les habla de recuperar la ciudad para el pueblo. Todo para luego metérsela a todos doblada porque instaura la ley marcial y va a volar Gotham con un arma nuclear igualmente. Cojonudo. Pero el personaje, al final, se queda en eso. Un terrorista con una causa por la que matar y morir. No hay carisma suficiente para afrontar el reto sólo y, de hecho, no lo hace. Todo está planeado por la hija de Ra´s al Ghul, que desea vengar la muerte de su padre y acabar lo que él empezó, aunque el personaje no se da a conocer hasta el final como tal y realmente no tiene ni la presencia ni la fuerza de Liam Neeson en pantalla, ni peso real en todo el film.

Otra lacra de Bane, en este caso sin nada que ver con el montaje original, es el doblaje al castellano. En serio, ¿después de buscar a alguien que realizó un trabajo tan bueno con el Joker en la anterior y meten la gamba en esta con la voz del villano? No había quien se lo tomase realmente en serio.

El tono de realismo que desprendían las anteriores entregas desciende peligrosamente en esta ocasión. Aquí la espectacularidad es un arma de doble filo que juega en contra de la sobriedad  de la acción de Batman Begins y El Caballero Oscuro, desentonando hasta tocar de cerca la fantasía, sin llegar a cruzar la línea, pero haciendo que el contexto ya quede demasiado diferente a las otras dos entregas, desequilibrando todo el cojunto.

Los giros que a muchos ha sorprendido a mí en esta ocasión no me han hecho el mismo efecto. Algunos se veían venir de lejos y prácticamente te los iban destripando con las "pistas" a lo largo de la película.

Yo diría que Nolan ha intentado fusionar ambas películas en una y se ha quedado a medio camino sin poder definirse realmente. Como resultado tenemos una cinta muy irregular que por momentos es brillante, pero por otros pasa rozando, (ojo, rozando, no tocando), el ridículo.

El tema del robo de la tecnología de Wayne por parte de Bane y sus secuaces está, también, bastante desaprovechado. Sólo entran en acción hacia el final y no duran mucho en pie precisamente ante "El Bat", que vale que tiene una ventaja táctica importante, pero podrían haberle dado más juego a esos "Batmóviles" en alguna persecución trepidante por las calles de Gotham, aparte de tenerlos dando vueltas por la ciudad custodiando un camión cada uno.
 
Hay muchos detalles más por los que NO considero esta entrega la mejor de las tres, sino la peor. (Sí, estoy diciendo que me gusta más incluso Batman Begins que esta), pero son detalles que no recuerdo bien como para centrarme en ellos con seriedad ahora mismo.

Por supuesto, no todo es negativo en absoluto. Entre sus virtudes, que las tiene también y muy destacables, estarían las actuaciones de los intérpretes, mejores si cabe con cada entrega que ha pasado.

Especialmente me ha sorprendido la que más estaba en duda, Hathaway como Selina Kyle/Catwoman, que ha hecho un trabajo bastante solvente. El personaje más flojo en intrascendente sería el de Thalia, a pesar de la supuesta importancia que tendría en los acontecimientos.

La música también ha sorprendido mucho, puesto que en esta ocasión Zimmer volaba sin Newton-Howard tras dos trabajos juntos. Y eso podría haber sido tanto bueno como malo, pues el compositor tiene tendencia a desbordarse con su música, algo no negativo cuando es un trabajo nuevo y exclusivamente suyo, pero sí cuando ya venimos de largo escuchando los acordes compartidos. No obstante el resultando sonoro es brutal, poderoso y lleno de épica, del cual ya haré su correspondiente review en Alquimia Sonora. Mientras podéis leer la de los scores anteriores por aquí.

Como ya dije, la primera pelea entre Bane y Batman está cojonuda. Brutal, efectiva, sencilla, bien coreografiada... sencillamente una de las mejores peleas que se ha visto en el cine y un guiño cojonudo a La Caída del Murciélago.

La primera reaparación de Batman en el Batpod muy emocionante, realmente es como si hubiésemos estado 8 años sin verlo y de repente tenemos el subidón de observarlo en acción nuevamente.

Los toques de humor, que regresan más al tono de la primera, en líneas generales se agradecen y los guiños a las entregas anteriores también. Realmente ese punto nostálgico añade más la sensación de que estamos ante el final de todo.

El epílogo final, acompañado de las notas de Zimmer, emotivo y emocionante. La toma final con un ¿futuro Robin? alzándose en la Batcueva realmente deja los pelos de punta. Aunque tendría más sentido que fuese un futuro Batman, ya que estaría cogiendo el relevo, pero no es un detalle tan importante.

En definitiva, una película irregular, con puntos a favor y otros en contra (demasiados que no esperaba), que me dejó un sabor agridulce y un encogimiento de hombros cuando un amigo con el que fui a verla y yo nos miramos al final de la película.

Es posible y no se descarta que en un segundo visionado las impresiones mejoren y hagan valorar mejor esta obra, lejos ya de hypes y con la euforia colectiva que se ha desatado en la gran mayoría más calmada. Quizás entonces uno la vea con mejores ojos, (y a lo mejor otros no la vean tan buena).

Aunque dudo que difieran mucho las impresiones iniciales y de repente vaya a ver una "obra maestra", título que le corresponde a El Caballero Oscuro por méritos propios.

Eso sí, lo digo desde ya, ojalá todas las "peores" películas de un director fuesen tan buenas como esta. Otro gallo le cantaría al cine.



sábado, 3 de marzo de 2012

Alquimia Sonora de Enero a Febrero (2012).

Mientras en la redacción se trabaja en nueva imagen para el grupo de Facebook, aprovechando el formato que se impondrá el 30 de Marzo, (siempre me hará gracia que te pregunten si quieres utilizar el nuevo cuando al final te lo imponen), aquí uno sigue batallando con el teclado. Se está poniendo rebelde, borrando las letras de sus teclas, pero uno viene formado en mecanografía y no necesita mirarlo para escribir (¡chúpate esa maldito!).

Sí, como veis escribir en Alquimia transtorna, acabas hablando con el teclado y cosas peores.

- Alan Silvestri – Trilogía Regreso al Futuro. Varése Sarabande, 1985, 1989, 1990.
- John Williams - E.T. el Extraterrestre.Varése Sarabande, 1982.
- Bear McCreary – Battlestar Galáctica. Movietracks Music, 2004-2009.
- Drive... to the 80´s.
- John Williams – Harry Potter y el Prisionero de Azkabán. Varése Sarabande, 2004.
- ¡Anda, mira, es el Día de la Marmota!
- 80 Cumpleaños de John Williams.
- La Mujer de Charlot Canta.
- John Williams - Star Wars. EIV. Una Nueva Esperanza. Varése Sarabande, 1977.
-
Cuando el Cine Ama a la Música.
-
David Arnold – Stargate. Puerta a las Estrellas. Varése Sarabande,1994.
- James Horner – Willow. Virgin Records, 1988.

Y si queréis ver trabajos anteriores podéis pinchar por aquí.

martes, 3 de enero de 2012

Alquimia del 2011.

El 2011 ha llegado a su fin y mi primera etapa con Alquimia Sonora también.

Han llovido 37 publicaciones desde finales de Septiembre, cuando me incorporé al equipo, entre artículos, mini-artículos y, en menor medida, noticias, curiosidades y otras cosas.

Ya ando preparando el primer artículo para 2012, pero mientras tanto, para aquellos que quieran darle un repaso, aquí están mis escritos hasta la fecha:

- Michael Giacchino - Super 8. Varése Sarabande, 2011.

-
Diego Navarro y el Festival Internacional de Cine Fantástico y de Terror.

- Diego Navarro recibe el premio a la mejor B.S.O.

-
Queen: Música de Cine.

- John Williams - Superman. The Movie. Varése Sarabande, 1978.

- Emisión de concierto del Fimucité 5.

- Fimucité. Festival Internacional de Música de Cine de Tenerife (I).


- Ya a la venta el score de The Thing, de Marco Beltrami.

- Hot Tub, Baby.

- Balls, Babes & Muscles.


- Fimucité. Festival Internacional de Música de Cine de Tenerife (II).

- Stellated Trek.

Especial Halloween:

- Ennio Morricone - The Thing. Varése Sarabande, 1982.
- Ray Parker Jr. - Ghostbusters. Sony/BMG, 1984.
- Marco Beltrami - The Thing. Varése Sarabande, 2011.
- Jerry Goldsmith - Ave Satani. Varése Sarabande, 1976.
- Alan Menken - La Pequeña Tienda de los Horrores, 1986.


- Basil Poledouris - Conan el Bárbaro. Milan/Warner, 1982.

- Song, James Song.

- 83º Cumpleaños de Ennio Morricone.

- Michael B. Goode.

- John Williams - Las Aventuras de Tintín. ESDU. Varése Sarabande, 2011.

- Danny Elfman - Batman. Warner, 1989.

- Porque "Chew" lo vale.

- Henry Jackman - X-Men. Primera Generación. Movietrack Music, 2011.

- James Horner - Aliens. El Regreso. Varése Sarabande, 1986.

- Klaus Badelt - La Máquina del Tiempo. Varése Sarabande, 2002.


Especial Navidad:

- Danny Elfman - Eduardo Manostijeras. MCA Records, 1990.
- Lalalala, lalalala, lalalalalalalala.
- Villancico... ¡Caca!
- Los niños tiran nieven, en vez de calaveras.
- Jerry Goldsmith - Gremlins. Varése Sarabande, 1984.
- Noche de paz, noche de hostias.
- ¡Feliz Mimimimí a todos!


Inocentada:
- El tándem Goldsmith/Scott regresa.


- Daft Punk - Tron Legacy. Walt Disney Records, 2010.

- Hans Zimmer - Origen. Reprise Records, 2010.









miércoles, 30 de noviembre de 2011

80´s: Aliens. El Regreso

Bueno, un clásico como este merece como mínimo un revisionado al año. Yo llevaré en mi vida tropecientos mil quinientos, como tanta otra gente de mi generación. En esta ocasión ya me tocaba, que desde que me cayó el pack en Bluray los reyes pasados, no me había puesto a verla. Los extras sí que me los ví de arriba a abajo al poco de tenerlo.

No creo que haya nadie que no sepa ya de qué va. Continuando la historia del Octavo Pasajero, Ripley es encontrada en su cápsula de escape del Nostromo. Lleva a la deriva 57 años, perdiendo así su vida en La Tierra y su única familia, su hija. Pesadillas asolan sus noches y "la compañía" la ha degradado por destruir la Nostromo. Sin embargo, el planeta donde encontraron aquella nave alienígena y los huevos, está habitado ahora por colonos. Como era de esperar, las comunicaciones con la colonia cesan de repente y hay que averiguar lo que ocurre. Ripley termina accediendo a acompañar a un grupo de duros marines como asesora y acabará enfrentándose al objeto de sus pesadillas.

Cuando se habla de que segundas partes nunca fueron buenas, ésta, es una de esas excepciones intachables. No sólo es buena, es casi tan buena como la primera. Y creo que el éxito radica en no haber repetido fórmula y en cambiar el estatus de la historia. Mientras que Alien. El 8º Pasajero se centraba en el terror, Aliens. El Regreso lo hacía en la acción, sin perder el toque clasutrofóbico y algo de terror, aunque menos pronunciados. Y ahí está la gracia, que ambas son fácilmente reconocibles como partes de un mismo universo, pero también saben independizarse lo susficiente la una de la otra para funcionar por separado.

A día de hoy, 25 años después, esta entrega no sólo deja en verguenza a sus sucesoras de la saga o derivados como AVP, sino también a otras películas de ciencia ficción, acción o de monstruos.

Aún me sorprendo de lo francamente bien hechos que están los xenoformos y, desde luego, la Reina, un trabajo impresionante del fallecido Stan Wiston. La saga ha continuado utilizando animatronics y trajes para las criaturas, pero creo que no han logrado impactar tanto en ningún momento. Incluso aunque con la era digital hayan ganado en velocidad y movimientos, los bichos siguen pareciéndome inferiores a este trabajo artesanal.

Lo físico está claro que sigue funcionando en el cine, y creo que no ha de perderse nunca. La sensación de realismo que crea casi nunca es superada por lo digital, aunque haya casos muy buenos, como el de Parque Jurásico.

Con la música pasa exactamente lo mismo que con el film. Mientras que el genial Jerry Goldmisth creaba un score acorde con la ambientación claustrofóbica y de tensión del Octavo Pasajero, James Horner nos regalaba los oídos con toques militares y sonidos acelerados llenos de energía con, en mi opinión, una de sus mejores composiciones hasta la fecha.

El uso de maquetas es otro punto a su favor, muy bien trabajadas y difíciles de distinguir entre lo que está a escala real. La ambientación es genial, la fotografía muy cuidada, etc, etc, etc.

En definitiva, una joya del cine que no puede faltar en la videoteca ni en las opciones de sesiones caseras eventuales. Si hay alguien que no la haya visto ya está tardando en hacerlo, previo visionado de su excelente predecesora. Mi hija aún no las ha visto, pero claro, aún le faltan muchos años para poder hacerlo. Pero está claro que, llegado el día, la sentaré conmigo frente a la tele y le enseñaré este y otros clásicos. ¿Que no le gusta y prefiere el remake de Crepúsculo? No pasa nada, siempre podré desheredarl... digooo, quererla. Faltaría más.

P.D.: Molaba cuando en los trailers se usaba la música compuesta para la película, no como ahora.

P.P.D.: Hay un tremendo revuelo con Prometheus. Que si al final es precuela de Alien, que si va a ser algo distinto pero ambientado en el mismo universo, que si van a haber Aliens, que no los hay... Personalmente creo que lo mejor que le puede pasar es que sea lo suficientemente distinta de el Octavo Pasajero, porque para ver lo mismo otra vez no estamos. Pero si guarda conexión, aunque sea al final como se ha llegado a rumorear (y porque por las fotos la estética apunta a que sí, además de esos argumento no oficiales que insinúan presencia de los Space Jockey), pues mejor. Lo importante a estas alturas, creo yo, es encontrarnos con algo tan sorprendente y genial como lo fue en su día Alien. El 8º Pasajero. Lo demás me viene dando igual.


miércoles, 16 de noviembre de 2011

Alquimia Sonora hasta ahora.

Aquí dejo mis artículos bien enlazados, que yo sigo escribiendo por si alguien se tropieza con alguno de casualidad mientras anda buscando algo de porno entre grillos.

Hombre, tampoco me miréis así. Si cuando estás buscando cualquier cosa que nada tenga que ver con sexo siempre te aparece algún resultado en Google relacionado con él, digo yo que buscándolo se puede llegar a colar algún enlace a mis artículos.

En fin, ahí va la colección, con Especial Halloween de por medio:

- Ennio Morricone - The Thing.
- Ray Parker Jr. - Ghostbusters.
- Marco Beltrami – The Thing.
- Jerry Goldsmith - Ave Satani.
- Alan Menken – La Pequeña Tienda de los Horrores.
- Basil Poledouris – Conan el Bárbaro.
- Song, James Song.
- 83º Cumpleaños de Ennio Morricone.
- John Williams – Las Aventuras de Tintín. El Secreto Del Unicornio.
- Michael B. Goode.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Tu nómina por una cámara digital.

Que sí, que los bancos y cajas están a la desesperada por captar nuestras nóminas.

Aquí tenemos ahora una caja que antes era Cajacanarias a secas, pero que ha pasado a llamarse "Caja Cívica" Cajacanarias. Desde que dicha caja de "civismo" cuestionable, porque qué queréis que os diga, son dos coneptos que no pegan ni con cola, absorbió o asumió el control de Cajacanarias. Desde entonces muchos clientes han abandonado el barco, generalmente los más desgraciaditos, los ricachones estarán muy a gusto, como siempre.

¿Por qué? Pues por qué va a ser. Lo principal es que desde que están ya no existen los préstamos, ni siquiera a aquellos que llevan toda la vida con ellos y pagan religiosamente cada mes sin fallar. Luego ya están las pocas facilidades hacia gente que se está viendo que no puede pagar con la misma soltura que antes y piden paciencia, pero los tratan como morosos y delincuentes. Pues oye, normal que no quieran saber más nada y en cuanto liquiden sus deudas piensen en pirarse. Pero mientras tanto, se llevan sus nóminas a otro lado. Por cerdos.

Pues nada, que ellos han tenido una "genialísima" idea para recuperar clientes. Llaman para decir que si les llevas tu nómina te regalan... tachán, una cámara.

¡Joder, pero qué generosos! ¿Sabes lo que pasa? Que resulta que esa cámara la he pagado yo con creces con cada rescate de bancos y cajas que ha hecho el gobierno con el dinero público. Así que de regalo nada. Como mínimo has de ofrecerme una casa, un trabajo o la educación, vestimenta y alimentación paga de mi hija hasta los 18 años si quieres mi nómina. Y otra cosa, no tengo nómina pringados, ni siquiera ya una triste ayuda que casi no daba para salir del paso.

Así que, ¿qué queréis que os diga? Meteos vuestra absurda cámara por el culo, así de claro y conciso, porque si un día vuelvo a tener nómina no váis a ver ni un duro. Se os acabó el chollo conmigo, que puede que no sea mucho, pero si racaneáis para conseguir mi nómina es que la necesitáis.

domingo, 13 de noviembre de 2011

La Cúpula de Stephen King.


El tranquilo pueblo de Chester´s Mill amanece tranquilo como cada mañana, al menos hasta que unos terribles accidentes hacen descubrir a sus habitantes que han sido encerrados dentro de una cúpula gigante que cubre la totalidad de su hogar. Un hogar que pronto comenzará a convertirse en un infierno gracias a la ambición y locura de uno de sus habitantes, el segundo concejal "Big" Jim Rennie.

Como en todo libro de King, lo de menos suele ser lo que causa la situación. Es decir, no importa tanto la cúpula y su procedencia como las reacciones del ser humano ante algo que no entiende. Y en eso cumple, como siempre, el ya no tan terrorífico escritor. La cúpula hará salir a los peores monstruos del pueblo, que en otras circunstancias permanecen dormidos. También hará aflorar a gente buena, que son capaces de hacer grandes cosas por los demás y por sí mismos.

El componente fanático religioso está, como no, presente. Siempre hay personajes que justifican lo que sucede y sus propios actos, con la mano de Dios de por medio.

En fin, un libro entretenido, aunque tampoco cuenta nada nuevo.

P.D.: La Cúpula nos recuerda inmediantemante a la película de Los Simpsons, de temática más que similar. Sin embargo en la nota del autor, Stephen King habla de que ya intentó escribir esta historia en 1976, pero con 70 y pico páginas lo dejó pendiente para más adelante.

jueves, 10 de noviembre de 2011

90´s: Men in Black.

Divertida comedia con extraterrestres de por medio que hacía unos años que no revisionaba. Si bien los 80 es una de las décadas más ricas de la historia del cine, al menos para mí, los 90 también tuvieron unas cuantas joyitas. Los Hombres de Negro es una de ellas.

Un grupo de personas que visten traje negro aparecen siempre en situaciones inexplicables, le dan la vuelta y mantienen su secreto a salvo. No pertenecen a ninguna rama del gobierno, pero controlan la inmigración alienígena del planeta Tierra. Cuando el agente K se queda sin compañero por "jubilación", deberá encontrar un nuevo recluta para enseñarle a continuar con la labor de la secreta agencia.

Men in Black pertenece a ese grupo de películas con las que Will Smith se fue consolidando como estrella de acción y humor en el mundo del cine, tras su paso por la televisión. Si no recuerdo mal sería su tercera película como protagonista principal, quinta como actor de reparto.

En cuanto al film, era y sigue siendo un entretenimiento divertido, más sencillo de lo que puede parecer en un primer momento, pero altamente recomendable. Buenos efectos para la época, música de Danny Elfman, buena química entre la pareja protagonista y mezcla equilibrada de acción y humor. No se puede pedir más.

Su segunda parte fue, en mi caso, una decepción. No conseguía el mismo nivel de entretenimiento, haciéndose en algunas partes incluso pesada. Tendré que revisionarla para comprobar si mis impresiones siguen siendo las mismas o han cambiado. El próximo año se espera la tardía e innecesaria tercera entrega, aunque al menos espero que sea tan divertida como la primera.

martes, 8 de noviembre de 2011

Estamos Tan Atrasados responde.

El otro día en El Intermedio, programa que nunca veo por cierto, Wyoming y Dani Mateo hacían una "muestra de humor" con ese peculiar estilo que se gastan (que casi nunca tiene gracia). Personalmente no le doy importancia, hoy se ríen del niño del Cola-Cao y de nuestra forma de hablar y mañana se reirán de los andaluces, gallegos o lo que haga falta para conseguir audencia. La televisión es así (uno de los varios motivos por los que ya ni la veo), a veces hay buen humor y otras humor pésimo, pero es humor al fin y al cabo.

Hay gente realmente ofendida por esto y lo de Yahel, porque los Canarios sabemos reírnos de nosotros mismos, pero no nos gusta que nos falten al respeto. Y algo de eso hay, se mire como se mire, en este cansino dale que te pego con el niño del Cola-Cao o esta pequeña muestra de humor (del malo), por parte de El Intermedio y su séquito. Pero si nosotros mismos le damos más importancia de la que tiene, al final lo que conseguimos es que sigan con la cantinela hasta hartarse.

No obstante la mejor terapia son cosas como ésta, una réplica hecha por no tengo ni idea quiénes, pero que son Canarios seguro (y no de los que vuelan). Humor de ese tonto a la vez que inteligente, fomentado por nuestra facilidad para picarnos y sacar nuestro orgullo cuando nos tocan el tolet... timple.