martes, 24 de febrero de 2009

Series Sin Suerte.

Hay en el panorama televisivo muchas series de éxito hoy día. Éstas, por regla general, cautivan al público desde el primer episodio o la primera temporada en conjunto. Otras no llegan a tanto, pero mantienen la suficiente audiencia para continuar en una segunda temporada que normalmente mejora con respecto a la anterior, e igualmente alcanzan el éxito. Pero hay ciertos casos en los que, a pesar de partir de premisas originales y atractivas, no cuajan debidamente. Son esas las que se cancelan en su primera temporada e incluso algunas no llegan a terminarla, así como otras llegan a tener una más antes de cancelarse. En esta ocasión hablaré de 3 de ellas, que he visto recientemente y aún con sus fallos, tenían algo y si las hubieran dejado tener una segunda oportunidad quizás hubieran mejorado. Sea como fuere, todas dejan con ganas de un poco más.

SURFACE: Una bióloga marina acaba investigando lo que parece ser una nueva especie tras una inmersión. Un padre de familia aficionado al buceo pierde a su hermano arrastrado por un extraño ser. Un niño descubre un huevo en una playa de su localidad y decide quedárselo y criar a la criatura que de él nace como mascota. Por su parte una coorporación secreta tiene al mejor científico a su disposición investigando a la nueva especie, de la cual parecen saber todo y encubren por todos los medios disponibles.

Lo bueno: Criaturas marinas gigantes, complot empresarial, inminente desastre y un final de temporada apocalíptico.

Lo malo: Efectos digitales de bajo presupuesto, actuaciones más bien flojas e incluso tontas y dificultad para mantener un ritmo constante.



Conclusión: Es normal que no resultase exitosa, pero como ya digo, una segunda temporada quizás la habría hecho mejorar, sobretodo por ese final que te deja con ganas de más.

BLADE. THE SERIES: El personaje que llevo con éxito Wesley Snipes a la gran pantalla con tres entregas (aunque la tercera era muy floja) y que dio pie a lanzar este proyecto. Comienza en Rusia, con Blade persiguiendo a un militar vampiro para sonsacarle información y acaba trasladando la acción a Detroit. Un chico muere de un tiro a manos de Marcus, vampiro convertido de la casa de Catón. Su hermana hará lo que sea por averiguar la verdad y vengarse, pero nada saldrá como tenía previsto. Por su parte Marcus tiene un plan infalible para librarse de los pura sangre y convertirse en el dueño de Catón.

Lo bueno: Blade (aunque no sea Snipes), el estilo y ambientación con el que la llevan a cabo (el de la primera parte), los efectos no tan currados como en las pelis pero aceptables, una historia correcta.

Lo malo: Blade (por no ser Snipes) y que la historia no sea más original.



Conclusión: Se queda a partes iguales entre el que sí y el que no. Una lástima que no tuvieran esa segunda oportunidad para mejorar.

JERICHO: Sin duda una de las mejores propuestas para la pequeña pantalla de los últimos tiempos. El tema a tratar no es nuevo, pero estaba bastante en deshuso hace bastantes años. Un hombre vuelve a casa tras años de ausencia en el pequeño pueblo de Jericó. Conocido por su rebeldía juvenil, no es bien recibido por su padre, el cual es además el alcalde del pueblo. Junto a él, otros personajes acaban en el pueblo por distintas razones y los demás ya vivían allí. Cada cual con sus problemas y disputas, con sus sueños y esperanzas... pero todo se ve mermado cuando una explosión nuclear a lo lejos los deja incomunicados, asustados y sin recursos. Con el tiempo irán descubriendo que se ha producido un ataque nuclear en 23 ciudades de EEUU y el gobierno ha caído. A partír de ahí se darán numerosos eventos dentro y fuera del pueblo que irán desde la necesidad de conocer más sobre los ataques, conseguir suministros y comida, luchar por la superviviencia incluso contra un pueblo vecino, farsantes, ladrones, ect, etc... Al margen de todo, uno de los vecinos más recientes del lugar guarda un secreto terrible sobre los ataques y tiene en su poder un arma nuclear escondida en su casa.

Lo mejor: La temática apocalíptica partiendo de un tema quizás no olvidado, pero sí relegado al olvido o sustituído por nuevos miedos. El planteamiento de la serie y las tramas y subtramas que van surgiendo.

Lo peor: Que tras el sorprendente capítulo de arranque la cosa suele ir lenta con respecto a las tramas y puede llegar a aburrir a algunos.



Conclusión: En este caso sí hubo una segunda temporada de 7 capítulos nada más (no sé si por la huelga de guionistas de hace tiempo o porque fue cancelada definitivamente). Es una pena que no continuasen en una tercera, porque se deja la historia a las puertas de una segunda guerra civil en los EEUU.

En fin. Tras este maratoniano visionado de series (nos vimos Surface, Blade y la segunda temporada de Jericho seguidas), queda zanjado este post hasta encontrar algún día nuevas series canceladas que me llegue a interesar ver.

Trailer de Surface.
">

Trailer de Blade. The Series.
">

Trailer de Jericho.
">

3 comentarios:

Daniel dijo...

Me has dejado a cuadros con la serie de Blade, ¡no tenía ni idea que existiera! Es una pena porque, si triunfó Buffy, esta al ser de temática igual y con un personaje conocido por el público podía haber triunfado con buenos guiones... aún sin que Blade fuera Snipes.

Saludos...

Indra dijo...

Que voy a decir yo , si las he visto todas y me he quedado con las ganas de mas ,y toda la culpa es de Airam que las pone jijijiji. fuera de broma ,hay series que no valen ni un duro y tienen una cantidad de temporadas que da pena , y hay otras que nos interensan a algunos y nos dejan con la boca abierta pensado que pasaria despues del ultimo capitulo que has visto,pero todo es asi lo bueno o lo que parace bueno no gusta a todo el mundo .

silicongirl dijo...

Yo me enganche a Jericho y me sentó fatal que la quitara por la cara.
No creo que fuese por falta de audiencia, al menos, desde mi punto de vista era una serie bastante interesante.
No he llegado a ver los 7 capítulos últimos. Espero verlos.

Un beso