martes, 2 de junio de 2009

¿Baja Voluntaria?. Ni De Coña.

Ya una vez hablé de la, por llamarlo así, incompetencia de mi jefe. Cuando estuve trabajando hace unos meses en el mismo lugar ni se dignó a llamarme para comunicarme que no continuaría tras acabárseme el contrato y sí lo haría otro compañero. Con él, sin embargo, sí lo habló. Demostrado queda que este hombre de veintitantos tiene un problema serio para enfrentarse a sus responsabilidades como jefe y el cargo le viene grande.

El Domingo me llegó un mensaje al móvil de una compañera que fue avisada por otra que a su vez fue avisada por el jefe para decirme que a partir de esta semana yo, que tengo contrato para sustituir vacaciones, haría el turno de la chica nueva que tiene contrato normal. Todo esto ya de entrada, es irregular a más no poder. Yo creí que era cosa de la primera compañera que fue avisada, que me pidió un cambio el Domingo 7 y le dije que no podía porque tenía un compromiso, a lo que me contestó que era su día de asuntos propios, que había hablado con el jefe y que tendría que hacerlo yo o la nueva. Claro, tras esto, que esa misma persona sea la que traslade el mensaje del jefe de que ahora hago el turno que le corresponde a la nueva me hizo sospechar que, como la que quería ese Domingo para ella es amiga del Director de la oficina (que no es el mismo que nuestro jefe directo) había echado mano de su manga para salirse con la suya, ya que la nueva compañera pasaría a estar ese Domingo librando como lo iba a estar yo y es, además, amiga de la que quería ese Domingo. Véase la cantidad de factores que se alinearon para pensar que todo era cosa de esta compañera, que además es de las que pide favores a todo el mundo y a la hora de devolverlos, siempre tiene excusa para no hacerlo. Digamos que pensar todo esto es más creíble que lo que ocurre en realidad.

El pasado Domingo, al enterarme del cambio, llamé a mi jefe, el cuál no cogió el teléfono. Ayer llamé de la oficina (sí, trabajamos los Sábados y Domingos) y esta vez no tuvo escapatoria. Salí de mi turno de noche por la mañana y fui a dar con él, pero no quiso que fuese en la oficina donde él está, sino en un bar. Otra actuación sospechosa. Bien, pues resulta que el mismo chico que se quedó currando en la empresa cuando yo me fuí la última vez, quería entrar en campaña de verano en otro apartado de la empresa, donde ya había estado otros años. Para ello le dijeron que tenía que coger la baja voluntaria y luego hacerle contrato nuevo ya que eran categorías distintas. Pero ahora, de repente, los jefes de mi jefe no quieren contratarlo en el otro apartado y mi jefe, en un acto de desesperación me cambió a mí al que sería el turno que tenía este chico que se fue. ¿Para qué?. Pues para, no sin poner una cara de no saber dónde meterse ni cómo planteármelo, pedirme a mí que pida la baja voluntaria para que entre de nuevo este chico y así luego contratarme a mí en el otro apartado. Imagináos mi sorpresa y el por qué esto era algo mucho más increíble de pensar que el que mi compañera hubiese movido algún hilo. Mi jefe intentó venderme la moto, que si se cobra un poco más, que si me buscaría alguien para transporte (no tengo coche, ni carnet), etc, etc. Le dije que era mucha información que procesar y me dijo que me llamaría hoy para contestarle.

Aquí estoy, esperando esa llamada para decirle con rotundidad que NO. No voy a quedarme sin un curro seguro hasta Octubre por otro que ya le prometió al otro compañero y no lo quisieron contratar. No señores, el desaguisado lo montó él con el otro chico y pretende arreglarlo montando otro a mi costa. Yo no voy a firmar una baja voluntaria y quedarme con el culo al aire para que me dejen colgado, perder el piso por no poder pagar el alquiler y tener que vender los muebles que aún no están pagados porque no tendría donde meterlos. No, este jefe ya digo que nunca debió ser jefe, porque no vive en un mundo real y se tira los pedos más grandes que el culo. Que eche a la nueva o le pida que coja la baja voluntaria, que para eso llegó después que yo y es quien realmente tendría que hacer el turno del que se fue (y encima el jefe ya sabía lo del otro antes de contratar a ésta. ¿Para qué coño la contrata entonces?). Que le busque al que se fue hueco en otro apartado de los que me intentó vender a mí. Pero yo no me muevo y lo siento por él, por el otro chico y por quién sea. Pero aquí hay que mirar por uno mismo, que bastantes veces me han jodido ya en los curros por ir de bueno y no están las cosas como para regalar trabajos. ¿Baja voluntaria?. Ni de coña.

7 comentarios:

Indra dijo...

Hablando mal y pronto que se joda el armo este lio que lo resuelva el y el pobre que confío en el ya habrá apredido un buena lección, y no es por se mala sino que la cosa esta demasiado dificil como para hacerles favores a otros y quedarte colgado , asi que yo te apoyo en tu desición porque ahora somos una familia y tenemos que mirar por nosotros.

TE KIERO ,Hicistes bien

Anwar A.K.A Felipe dijo...

Desde luego tu jefe es un impresentable, no hay más que decir

Increíble que haya gente así en el mundo, lamentable

Ánimo y a seguir manteniendo tu firme posición

Por cierto quería pedirte que me votases en un concurso de dibujo en el que participo. Pásate por mi blog y lo entenderás mejor

Muchas gracias por tu atención y saludos

-=CID=- dijo...

Pues bien que haces. La verdad que el chico ese no sirve para jefe y encima te quiere complicar a ti.

Ánimo

Trepamuros dijo...

Pues no os lo perdáis. Me ha vuelto a llamar y me ha dicho que a partir de mañana sólo voy a trabajar de noche porque sobra un puesto de los que están. Y no sobra nadie. O es una artimaña para que mañana, que estaba de mañana, no aparezca y luego es su palabra contra la mía o dos, me quiere joder. Pero como yo no soy ningún idiota, mañana por la mañana me presento a trabajar. ¿Que aparece alguien?. Me voy y vuelvo por la noche. Ya mi madre, que trabaja en la misma empresa en otra oficina, me ha dicho que va a preguntar los pasos a seguir para poner la denuncia pertinente en el comité de empresa. Si eso no funciona, me iré directo al sindicato. Pero este a mí no me va a joder y le va a salir caro el jueguecito que se trae. Encima está provocándole un estado de ansiedad a mi pareja, que es diabética y su salud no sí que no es un juego, ni tampoco mi pan.

The Post Mortem News dijo...

a matar a los jefes hahahaha , saludoss.

Daniel dijo...

Joer, macho, la que lías cada vez que curras, jajajajja!

Oye, por cierto, ¿qué es eso de quejarse de trabajar los findes? Anda que si te dedicaras al artisteo ibas a flipar tú con los horarios de martes a domingo, jejejej!

Un abrazo y que te vaya bien el currete, que tampoco está el tema para tirar cohetes! (mira, que pareado más bonico, juju!)

Bree dijo...

Mira...yo tenía un jefe...que era igual que este...un completo capullo...
Yo creo que es un gen que tiene esta gente...la gilipollez...