martes, 17 de junio de 2008

Videojueguitis Fílmica

Es curioso como hoy día se adaptan al cine cómics, libros, novelas gráficas...con cierto éxito, habiendo un poco de todo. Sin embargo existe un campo que a pesar de haber sido trasladado al cine varias veces no llega a cuajar. Hablo del videojuego, por supuesto. Y es que en este medio hay historias buenísimas que nada tienen que envidiar a las del cine (y menos al actual, tan carente de ideas frescas), pero es como si no se lo tomaran en serio a la hora de plasmarlo en la gran pantalla o no supieran elegir a guionistas ni directores. Ahora daremos un pequeño repaso a lo que ha habido hasta ahora (puede que me deje alguno, pero pongo los que recuerdo).





SUPER MARIO BROS. El personaje insignia de Nintendo comenzó su carrera en las consolas de 8 Bits y ha sobrevivido al paso del tiempo teniendo numerosas versiones y reversiones en las consolas Nintendo de todas las generaciones. En los 90 tuvo su traslado a la gran pantalla y fue un fracaso.

En mi opinión la particular historia de este fontanero y su hermano Luigi era demasiado complicada para plasmarla en imagen real, tanto por la carencia de los medios informáticos que existen hoy día como porque no es lo suficientemente universal para llevarla a un público amplio.

Fue el único juego de la factoría de Nintendo que tuvo su versión en cine. Durante años se ha hablado de llevar a la gran pantalla juegos como Metroid y Legend Of Zelda, pero parece que de momento se ha quedado en nada.


DOUBLE DRAGON o Doble Dragón (como más guste).

Uno de los juegos de pelea callejera más adictivo y conocido también tuvo su versión en imagen real, de la que casi ni me acuerdo por los años que hace que la ví. Pero evidentemente fue otro fracaso o la película sería recordada hoy día. También fue realizada en los 90 y parece que con las mismas ganas que Super Mario. De todos modos poco se podía sacar en la gran pantalla de dos tíos que van pegando leches por ahí hasta llegar al malo de cada fase. Como juego estaba genial y así se debió quedar.

STREET FIGHTER. El mejor juego de lucha creado jamás (para quienes lo conocimos desde el principio al menos). Nos pegábamos horas en los recreativos insertando monedas como locos para llegar a enfrentarnos al temido jefe, el Mayor Bison. Street Fighter II fue tan popular que durante un tiempo no hacían mas que sacar nuevas versiones del mismo juego, con personajes nuevos incluso, como el Street Fighter II Turbo.

El por entonces famosísimo Van Damme protagonizó la versión fílmica junto con Rául Julia, que falleció por aquel entonces y le dedicaron la película (sé que es chiste fácil, pero gracias a Dios no vivió para verlo). Fue un desastre. El guión era infantil, los personajes estaban mal construídos (Blanka parecía una reversión del Hulk de Lou Ferringo) y en general parecía una parodia más que otra cosa. Estaba claro que algo fallaba si hasta con un juego de tanta repercusión hacían semejante basura.

Hoy día se está rodando una nueva película con Kristin Kreuk (Lana Lang en Smallville) como Chun-Li. Parece ser que la historia tratará sobre el origen de este personaje principalmente. Yo no veo la necesidad de esta nueva versión, aunque claro, tampoco hacía falta un Expediente X 2 a estas alturas y ahí está. Veremos qué sale de todo esto.


MORTAL KOMBAT. Otro juego de lucha que se hizo popular con rapidez no sólo por sus personajes llamativos, sino también por su historia. Un combate mortal organizado por seres de otra dimensión que decidirá el destino del mundo. Simple y efectivo.

Para mí la mejor adaptación de un juego de lucha hasta la fecha. Sí, los efectos digitales son muy primarios y puede que el guión no fuera una obra de arte. Pero una música pegadiza, una fiel historia, actuaciones correctas, un reparto curioso (con la inclusión de Christopher Lambert como único conocido) y coreografías de lucha bien orquestadas; le confirieron el tono justo para sobresalir sobre cualquier adaptación de un videojuego hasta esas fechas y no habiendo sido superado por ninguna otra hasta hoy día (hablamos de lucha, se entiende).

Se realizó una segunda parte que inexplicablemente resultó muy inferior a su predecesora, rozando la serie B y generoso soy. Un producto que parecía más hecho para un salto directo al vídeo doméstico y no su estreno en cines, como así ha sido con las cada vez peores continuaciones.


WING COMMANDER. Comenzó como un simulador espacial y acabó convirtiéndose en una saga de tintes cinematográficos en sus siguientes versiones, gracias a la inclusión de escenas rodadas cual película de cine por actores de carne y hueso entre los que estuvo Mark Hamill (más conocido como Luke Skywalker).

La película fue otra tontería sin pies ni cabeza, con un guión horrible y de la que creo recordar se salvaban los efectos digitales, aunque no estoy seguro porque también la ví el año que se estrenó y nunca más repetí.


RESIDENT EVIL. Uno de los mejores videojuegos de terror, con un guión muy bueno y unos sustos que ya quisiera el cine actual para sí. Sin duda Resident Evil 2 fue la mejor parte en su día y no sé si seguirá siéndolo con tantas que hay ya y no he jugado nunca.

¿La película?. Pues una decepción que nadie esperaba. Del terror y los sustos poco o nada se vió, convirtiéndose más en una peli de acción. Crearon un personaje nuevo que nada tenía que ver con los juegos interpretado por Milla Jovovich (casi dió más juego su aparición enseñando carne que la película en sí).

En las 2 secuelas sí han aparecido personajes de los videojuegos, pero se ha incrementado la tendencia de peli de acción frente al terror, alejándose así totalmente del espíritu que hizo célebre al original. Una pena.


LARA CROFT. TOMB RAIDER. Versión moderna y femenina del célebre Indiana Jones mezclada con una mansión y riquezas equiparables a las de Bruce Wayne. Este juego de plataformas, lleno de acertijos y trampas se convirtió rápidamente en todo un éxito por su jugabilidad y dificultad, así como sus entonces excelente gráficos. Ni que decir tiene que las sinuosas curvas y exhuberantes pechos de la protagonista también tuvieron algo que ver, sobretodo entre los varones.

En su traslado a la gran pantalla, como tantas otras, la decepción entre los fans y el público en general fue mayúsculo. Sin embargo no salió tan mal parada y acabaron haciendo una segunda parte. Más o menos mantuvo el espíritu de su progenitora y las pelis pueden verse como entretenimiento, pero la magia del videojuego quedó en el videojuego. Recuerdo también la enorme polémica que se creó cuando la elegida para encarnar a Lara fue Angelina Jolie, que según muchos fans no alcanzaba los (estratosféricos) atributos de su pixelada fantasía. En fin, hay frikis para todo.


DOOM. Fue el primer videojuego shot´em´up en primera persona en alcanzar un más que notable éxito, haciendo las delicias de todos aquellos que quisieran matar alienígenas con malas pulgas al más puro estilo de Rambo. Tuvo su secuela y creo, hay nuevas versiones por ahí. También fue objeto de numerosas "copias", destacando el excelente Quake, Duke Nukem e incluso Turok (curiosamente todos con una o varias K en sus nombres).


De la película mejor ni hablar. Guión cutre, actuaciones planas, efectos poco notables...uf, lo más destacable está en que pasaron algunas escenas al modo primera persona como en el juego. Inútil, pero llamativo guiño al videojuego.


ALONE IN THE DARK. Destacable juego de misterio y terror en la línea de Resident Evil (aunque muy anterior).



La película, dado que jugué poco al videojuego, no puedo decir si es fiel o no. Sin embargo no alcanza un nivel aceptable más allá de un entretenimiento pasajero de visión doméstica.


HOUSE OF THE DEAD. Juego similar a otros como Resident Evil o Alone in the Dark.


La traslación a la pantalla grande ni la he visto ni pienso verla. Me han dicho que llamarla caca se queda cortísimo ante todo lo que podría decirse de ella. Si hasta me han comentado que hay escenas donde se les notan los cables a los actores o se llegan a ver las colchonetas donde se tiran para simular caídas. Eso sí que da miedo y no la temática de la misma.


DEAD OR ALIVE. Otro videojuego de lucha conocido.


No he visto la película ni tampoco tengo intención. Con los trailers, las imágenes sacadas de la peli y que ha pasado por cines sin pena ni gloria tengo más que suficiente información. Desfile de tías buenas peleando. Seguro que si tiene argumento será de casualidad.


SILENT HILL. Juego posterior al éxito de Resident Evil pero no por ello desdeñable. Posee una buena historia y una buena dosis de sustos. En este caso no hay zombies pero sí un pueblo en una dimensión llena de fantasmas.


Por lo poco que he jugado al videojuego creo que en la película se mantienen bastantes puntos en común con el mismo. Aparte la ambientación y los seres que pueblan el metraje están muy logrados, dando algunos momentos de angustia como cuando la protagonista (que según creo es una de las cosas no coincidentes con el juego) tiene que pasar por entre las enfermeras. De momento para mí, la mejor adaptación de un videojuego de terror.


HITMAN. Conviértete en asesino sin mosca, es ficción.

La película no está mal, para pasar el rato y eso. No ofrece nada en concreto que no se haya visto ya en cualquier film de acción. Tiene un argumento acorde con el videojuego en su base aunque supongo que se habrán tomado alguna licencia propia. No lo sé porque del juego sé lo que he leído.
Y hasta aquí el repaso de las adaptaciones de videojuegos en la gran pantalla. Esperemos que con los nuevos proyectos (Street Fighter, Halo...) tengan a bien ofrecernos un producto de calidad, que ya va siendo hora digo yo.
Por cierto, para comentar hay que ir hacia abajo. No, no es que haya que ir a ver a Mefisto, es que con tanta imagen en el post al final se me ha ido rodando y ha quedado un enorme espacio vacío. Evidentemente, no pienso volver a empezar, así se queda.




























































































1 comentario:

Daniel dijo...

Un post basante entretenido.

Pos mira, te cuento.

Totalemente de acuerdo en las 4 primeras. Lo que no entiendo es como teniendo una serie de animación más o menos entretenida, hicieron tan mala peli del fontanero italiano; lo mismo para Street Fighter: hay una versión Anime (que no Manga) que es buenísima.

La de Doom ni llegué a verla pero Alone in the Dark y House of Dead... malas, malas, malas, ¡pero con ganas! Eso sí, si quieres tetas sin sentido ponte los primeros 20 minutos de House of Dead.

"Silent Hill". Es de mis videojuegos favoritos (con el primero sí que he dado botes en el sillón...) y la película sabe recoger perfectamente la atmósfera. Lo de los protas da igual porque, juego tras juego, los van cambiando, siempre es alguien nuevo que llega al pueblo de Silent Hill.
Y "Hitman" la tengo en "pendientes"; la versión extendida además.

Um saludo!!