domingo, 13 de julio de 2008

Monstruos Mortíferos (III)

A menudo el peor monstruo posible suele ser el ser humano. Todos tenemos una parte de nosotros oscura, pero la mayoría la controlamos. Sin embargo hay personas que no pueden o no quieren controlarla y entonces se convierten en la peor de las pesadillas.


Nacido de una madre violada y adoptado por un alcohólico que lo maltrataba, aprendió a disfrutar del dolor. De pequeño comenzó matando animales y su primera víctima humana fue su padre adoptivo. Ya adulto se casó y tuvo una hija, matando a su mujer cuando descubrió su secreto: él habia asesinado a los niños desaparecidos del barrio. Sin embargo la policía nunca pudo esclarecer el caso y él quedó sin castigo. Pero el corazón de unos padres destrozados tiene un límite y tras ver que no se hacía justicia, quemaron al asesino de sus hijos vivo. No obstante él continuó matando a los niños desde el más allá...introduciéndose en sus sueños y convirtiéndolos en Pesadillas en Elm Street. Todos presentaban síntomas físicos de lo que él les hacía en sueños, incluyendo la muerte. Nunca querrás volver a dormir, porque FREDDY KRUEGER podría venir a por tí.

Una vez fue humano. Recuerda vagamente ir a una selva tropical a estudiar a una tribu y sus costumbres. Sin embargo su curiosidad será su perdición. Le ofrecen unas plantas alucinógenas...que son mucho más. Enfermo se esconde en el barco que lleva la carga para el museo en el que trabaja. Durante el viaje se transformará en un ser mezcla de numerosos seres vivos. Desde el puerto conectará con el sistema de alcantarillas y desde allí, entrará en el museo causando el pánico y la confusión en una gala benéfica. Su apetito sólo puede ser saciado por el hipotálamo humano y hambre es insaciable. No es un buen día para visitar el museo, pues hoy la cultura puede matarte. THE RELIC.

El afán del hombre por controlarlo todo lo ha llevado a crearlo. No tiene forma, ni consciencia, ni sentimientos... tan sólo vive para alimentarse. Una masa vizcosa y mortífera ataca un pueblo tras caer de un satélite. Su falta de huesos le permite colarse por cualquier rendija y su voraz apetito le hace crecer por momentos. La muerte de sus víctimas es horrible, derretidos por el ácido que la criatura contiene para digerir la carne rápidamente. Un ser que ataca donde y cuando menos lo esperas. De nada sirve correr o esconderse pues EL TERROR NO TIENE FORMA.

Durante siglos han vivido en su mundo, esperando su momento. Su espera ha valido la pena, los humanos han abierto la puerta y ya pueden entrar. Frecuencias. Tan sólo eso los separaba de nosotros y era cuestión de tiempo que con tanta tegnología esto ocurriese. Ellos se aparecen ahora en nuestro mundo, nuestro plano existencial, nuestra frecuencia... consumiendo el alma y la vida humana y alimentando así su apetito sobrenatural. Antaño estuvieron vivos como nosotros, ahora son solo una interferencia, una imagen difusa, un pulso... que puede matarte. Si quieres sobrevivir busca un lugar donde las ondas no alcancen. El fin del mundo ha llegado en forma de fastasmas. THE PULSE.

Seth Brundle ha descubierto el modo de teletransportar la materia sólida. Una periodista con la que entabla una relación lo anima a seguir investigando la manera de hacer lo mismo con materia orgánica. Llegado el momento Seth experimentará consigo mismo sin saber que su pequeño desplazamiento no lo ha hecho solo. Un insecto lo ha acompañado. El ordenador que lleva el proceso sólo puede interpretar la confusión de datos de una forma... fundiendo los 2 tipos de ADN. El resultado será un notable deterioro según van pasando los días de Brundle. Se le caerán las orejas, la nariz, su piel se hinchará y supurará...cada vez le cuesta más pensar con claridad, podrá pegarse a las paredes, escupir un ácido capaz de disolver carne y huesos, su fuerza será sobrehumana. Finalmente en lenta agonía toda su piel se desprenderá y todo rastro del ser humano que fue se irá con ella. Sólo al final, su novia podrá salvarlo... de un disparo. La agonía de Seth ha acabado pero la de ella no. Nueve meses después y con la ayuda de una poderosa empresa dará a luz a su hijo y morirá en el parto. El niño, aparentemente normal, crecerá sin conocer el mundo exterior, criado por científicos que estudiarán su desarrollo físico e intelectual. Cuanto más crece, más demuestra un incremento de la inteligencia, muy superior a la humana y a la de su padre. Martin Brandle llega a la edad adulta y con ello, comenzará el proceso de mutación que sufrió su progenitor, aunque mucho menos agresivo con su cuerpo. Perderá su humanidad dentro de un capullo y saldra convertido en un ser mucho más grande y poderoso que dará cuenta de todos aquellos que lo han mantenido confinado como si fuera una animal toda su vida y fusionándose con su "padre adoptivo", que nunca lo quiso como a un hijo, para curar su "enfermedad" y ser de nuevo un ser humano. LA MOSCA.

4 comentarios:

Jackal dijo...

Me vas a matar, pero si no me falla la memoria no he visto ni una sola de esas películas :P

Javi García dijo...

Madre mia que recopilación de monstruicos, esto es un no parar!

Jackal dijo...

¿Ya viste Kung Fu Panda? :P

Daniel dijo...

¿Tanto miedo da Kung Fu Panda para que la mencioneis aquí? jejejejje...

Oye, muy bueno este post. No conocía la historia verdadera de Freddy Krueger a pesar de haber visto alguno trozos de sus pelis por ahí (nunca conseguí ver entera ninguna de "Pesadilla antes de... digo, perdón Pesadilla en Helm Street).

Un saludo!

PD: O-TRO, O-TRO, O-TRO! Me refiero a los post como este, claro, jejejjeejje...