lunes, 8 de septiembre de 2008

Relato Corto: CONTACTO ALIENÍGENA. CAPÍTULO 4

Llegamos ya al penúltimo capítulo. Es el más largo, aunque tampoco es que lleve mucho tiempo leérselo. Jejeje.

Capítulos 2 y 3 (http://airamnoda.blogspot.com/2008/09/como-los-captulos-2-y-3-son-bastantes.html)

CAPÍTULO 4. UN AÑO DESPUÉS.

La sala de conferencias estaba bien iluminada y llena a rebosar. La expectación de los presentes era más que notable y no sin razón. Durante aquel largo año y tras unos esperanzadores primeros resultados, los miembros de la operación denominada “CONTACTO ALIENÍGENA” habían especulado y fantaseado con aquel preciso instante que estaban a punto de vivir. Los científicos ultimaban detalles para su presentación de los datos recogidos aquel tiempo y su nerviosismo era igual o mayor que el de los ansiosos asistentes. Un proyector sobresalía del techo al fondo del habitáculo y un enorme fondo blanco abarcaba toda la pared de enfrente, de techo a suelo y de pared a pared. Poco a poco los asistentes fueron tomando asiento. Integrantes del gobierno, el director Gendo, la tripulación de NUEVO AMANECER, numerosos científicos invitados y el mismísimo presidente del país. El portavoz del grupo de investigación del objeto caído en el planeta hacía un año comenzó su informe.

- Como ya saben, hace poco más de un año entramos en contacto con un objeto no identificado de origen desconocido con una extraña palabra escrita en su casco. Todos han leído el informe preliminar donde los primeros datos recogidos fueron más que esperanzadores. El tiempo ha terminado por dar sus frutos.
Acto seguido apretó el mando a distancia y la primera imagen apareció en la pantalla. Se podían ver varias fotografías del artefacto y una reconstrucción en 3 dimensiones. A continuación pasaron a la siguiente imagen donde también había varias fotografías. Destacaba un disco dorado de unos 30 cm de diámetro. El portavoz reinició sus explicaciones.

- Entre los múltiples circuitos que encontramos en su interior descubrimos placas base y chips bastante antiguos, lo cual nos desconcertó bastante. Realmente se asemejan a nuestros sistemas informáticos más primarios. Ante esto empezamos a creer seriamente en la posibilidad de que fuese algún experimento realizado hace décadas. Todo parecía indicar que se trataba de algún tipo de sonda espacial construida hará cosa de 90 o 100 años. Y de hecho estamos seguros de que así es. – Hizo una pausa estudiando la reacción de los asistentes y luego continuó-. Lo que nos llamó poderosamente la atención es éste disco de 30 cm hecho de un material muy parecido al cobre que conocemos y bañado en lo que hemos identificado como oro, que como el anterior metal mencionado, varía ligeramente del que poseemos aquí. Pero ahí no acabó la cosa. También descubrimos un aparato que como pueden observar en la imagen y excepto por las sutiles diferencias, parece ser un proyector bastante arcaico. Aunque destrozado por lo que suponemos fueron pequeños asteroides que atravesaron la sonda, pudimos fabricar uno parecido fácilmente, pues no es de diseño complicado. Naturalmente esto nos llevo a pensar otra vez en el disco. Al abrirlo hallamos un rollo de película con un contenido más que interesante. A continuación les pasaremos una serie de fotografías.

Se sucedieron las imágenes en la pantalla mientras los allí congregados fruncían el ceño o murmuraban entre sí. Uno de ellos expresó lo que todos pensaban.

- ¡Eso es imposible! ¡Tienen que ser falsas!

- Créanme –contestó el portavoz- pensamos exactamente lo mismo. Pero tras estudios exhaustivos de las mismas no cabe la menor duda de que son reales y auténticas.

La sala pasó del murmullo a los comentarios a voz en grito. Nadie podía creérselo, pero allí estaban, aunque sus cerebros se negasen la realidad. El portavoz tardó varios minutos en conseguir que se calmasen y así poder continuar.

- A continuación les pondremos las pistas de audio que hallamos en la cinta. Si las fotos los ha desconcertado y sorprendido, esto los va a dejar de piedra. Cuando accionó otro botón del mando toda la sala se llenó de música. Una música que jamás habían escuchado en ningún lugar, rítmica y sorprendente que los dejó en esta ocasión sin habla. Tras 5 minutos y un pequeño corte hubo un cambio de sonidos. Ahora se oían voces en un idioma que nunca habían escuchado y que era totalmente irreconocible.

- Pero, ¿qué idioma es ese? –preguntó el presidente con la voz temblorosa por la emoción y la incredulidad.

- No es un idioma señor – contestó el portavoz- son varios.

- ¿Me está diciendo que estamos escuchando varios idiomas en una misma frase?

- No señor. Le digo que estamos escuchando una sola palabra en varios idiomas. Para ser exactos 55.

Nadie sabía que decir de aquello. Les pareció que era un sueño loco, envueltos en una bruma de irrealidad mientras sus pensamientos se desbordaban ante tanta y tan extraña información de golpe. El científico siguió con sus explicaciones.

- Lo que están escuchando nos dio muchísimos quebraderos de cabeza. Como ustedes creímos que estábamos ante alguna frase de un idioma desconocido. Sin embargo nuestros mejores lingüistas llegaron a la conclusión de que oímos la misma palabra en 55 idiomas distintos y ninguno hablado en este planeta jamás a lo largo de la historia. Estamos escuchando el saludo de otras formas de vida caballeros…y nos están diciendo HOLA.

La tensión volvió a romperse en un griterío desbordado. Algunos lloraron, otros quedaron mudos y con las caras desencajadas. Los había riendo descontroladamente, aunque difícil es saber si de alegría o por pura histeria. Llevó más de 20 minutos esta vez conseguir que se calmasen del todo. El portavoz tardó en retomar el hilo de su exposición aún cuando todos lo miraban expectantes y por fin en silencio. Finalmente prosiguió.

- Además de lo expuesto la cinta contiene sonidos conocidos como olas del mar, viento, lluvia, canto de pájaros y otros parecidos. Pero también muchos extraños y aún sin identificar. También nos ha llamado la atención un sonido en particular – y volvió a presionar un botón del mando que sostenía mientras por los altavoces retumbó un sonido rítmico y grave-. Lo que escuchan ahora les sonará familiar. Son los latidos de un corazón. En comparación con el nuestro parece ser más débil y rápido que el nuestro.
Durante 2 minutos se hizo un silencio absoluto mientras escuchaban como si fuera un encantamiento que les hubiera quitado la voluntad. Cuando cesó, se inició de nuevo la exposición:

- Para concluir, debo decir que con las pruebas que hemos recopilado podemos determinar que esa otra vida en el universo se asemeja a nosotros en un 80%, que viven en un planeta similar al nuestro y que hace más de 90 años enviaron ésta sonda al espacio con la esperanza de encontrar otra forma de vida diferente a la suya. Es un honor para mí haber formado parte de este proyecto y no puedo expresar con palabras todo lo que he sentido y siento ahora mismo. Aún queda mucho trabajo por delante. Nos llevará décadas descubrir exactamente la procedencia de ese planeta y puede que siglos poder establecer un contacto de respuesta.

Se hizo una pausa en el que asistentes y orador se quedaron mirando expectantes. Entonces con una mirada solemne y llena de orgullo el científico habló de nuevo:

- Señoras...Señores... Ya no estamos solos en el Universo. Muchas gracias por su atención, concluyó.

Un aplauso ensordecedor llenó la sala junto con nuevos gritos de euforia. Hubo abrazos espontáneos, risas y nuevos llantos.

Contacto Alienígena copyright © Airam Noda Gómez

2 comentarios:

Anwar A.K.A Felipe dijo...

Interesante lectura la de hoy, impaciente por el capitulo 5 XD

Jackal dijo...

Tengo una duda: ¿cómo sabían los linguistas que lo que escuchaban era la palabra "hola"?

Éste ha sido el que más me ha gustado. Esperando impaciente el último capítulo ^^