lunes, 26 de octubre de 2009

Moon y Battlestar Galáctica: The Plan.

La película protagonizada por Sam Rockwell y dirigida por Duncan Jones (hijo del cantante y ocasionalmente actor David Bowie) me ha dejado gratamente satisfecho. El trailer ya resultaba bastante llamativo de por sí y el haber sido premiada en Sitges ha añadido otro aliciente más para verla.

Estamos ante un film de ciencia ficción con algún toque a lo 2001. Una Odisea en el Espacio, aunque de manera meramente anecdótica. Lo cierto es que posee su propia identidad y la ambientación está muy lograda, tanto dentro del complejo lunar como en la desértica superficie del satélite.

El actor protagonista realiza un papel (o papeles, según se mire) bastante notable y satisfactorio, dando la sensación de que lo que vemos es posible. Como digo, las instalaciones donde el astronauta vive y trabaja resultan prácticas y verosímiles, incluído el robot/ordenador que "convive" con él.

Fuera del complejo se han conseguido auténticos planos de belleza extraordinaria, tan realistas como nos han mostrado siempre que es la Luna, ya que ninguno hemos estado nunca para comparar. Gran trabajo de efectos visuales, apenas se notan exceptuando alguna escena aislada.

El score de Clint Mansell consigue notas más que destacables, siendo una partitura atípica y poco "comercial", que casa perfectamente con el metraje.

Se podría decir que su fallo, aunque yo no lo veo como tal, es que desvela la sorpresa de la historia bastante pronto y desde ahí ya te vas haciendo una idea de por donde irán los tiros, si no en todo lo que va a ocurrir, sí en varias cosas. No obstante como digo, a mí no me pareció una pega, puesto que la historia se disfruta igualmente y se entiende que ha de ser así, tan directo al grano, o hubiera quedado algo alargado en exceso. En el fondo es una historia sencilla, contundente y bien construída. Algunos consideran el guión flojo, pero no estoy de acuerdo. Sencillez es la palabra, sin cacaos mentales imposibles de descifrar o situaciones enrevesadas. Un film conciso e interesante, que como mínimo no deja indiferente a nadie. Recomendada.

">


Battlestar Galáctica: The Plan
no es más que una manera de exprimir la gallina de los huevos de oro. Es un capítulo largo que cubre "vacíos" del por qué y cómo de ciertas situaciones que se dieron durante las 4 temporadas de la serie, pero a través del prisma de los Cylons.

¿Era necesaria esta "película"?. Pues no mucho, la verdad. No desvelan nada que uno no dedujera o intuyese en la serie sin que se nos enseñasen todos los detalles. Como curiosidad o complemento está bien, siempre y cuando se hayan visto ya todos los capítulos, pues desvela detalles importantes de la trama y muchas sorpresas, dado que está dirigida a aquellos que ya hemos visto la serie. Ver The Plan antes que la serie sería un error fatal.

En definitiva, un producto poco relevante de cara a la historia, que satisfará a aquellos fanáticos que se tragan cualquier cosa mientras sea de la serie y, más que a nadie, favorecerá los bolsillos de los creadores. Queda ahora esperar a la nueva serie spin/off-precuela titulado Cáprica, que se sucede si no me equivoco bastantes años atrás de B.G.

">

">