domingo, 29 de noviembre de 2009

Paranormal Activity & Planet 51.

Cuando una película va tan recomendada te puedes crear o no unas expectativas altas. A pesar de las generosas críticas yo no esperaba nada especial de esta película y eso es lo que me he encontrado, nada especial. Aburrida a más no poder, sin un ápice de terror o susto propiamente dicho, sin interés (como va siendo habitual, un trailer luce mejor que el producto en sí)... la verdad es que no entiendo cómo le ha gustado tanto a la gente. No captaré lo que ellos, supongo.

En primer lugar creo que deberían crear un nuevo género para este tipo de films, porque llamarlo terror ya no tiene sentido. Aprensión es más válido, incluso puede crear angustia a ciertas personas, pero aterrorizar es una palabra fuerte que hoy en día se utiliza a la ligera.

En segundo lugar una película como esta, que se pierde en numerosos momentos cotidianos de la pareja protagonista o los (incomprensibles) aires de "heroísmo" del novio, que ante una situación como la que se les presenta está dispuesto a solucionarlo como sea sin tener ni idea del cómo ni por qué (¿exceso de testosterona o acojone?), no puede entretener.

En tercer lugar, el ente atormentador tiene sus momentos, pero como ya digo se queda lejos de aterrorizar y el final no me pareció sorprendente ni histórico, me dejó ni fú ni fá.

En definitiva, para mí, destacables un par de momentos bastante logrados con el ente y los pechos de la protagonista, que me entretuvo más que toda la peli junta (me pierden las mujeres con carne donde agarrar, qué queréis que os diga). De resto no trataré de comprender qué le ha visto la gente a este film.

P.D.: Algunas personas sostienen que una película de 15.000 dólares que ha recaudado tanto tienen que ser buena. Una, que no es tan difícil de superar dicho presupuesto y dos, el éxito en taquilla es el número de personas que van al cine a verla y no es inversamente proporcional a la calidad del producto. Tranformers 2 o 2012 han sido taquillazos y no por ello son buenos productos. No es tan difícil de entender, ¿o sí?.

">

Ya desde hace una semana he ido leyendo que la crítica americana la había puesto a parir y que no estaba teniendo el éxito esperado. La gran esperanza española en el campo de la animación defrauda y tras haberla visto, no me extraña. Vale que uno no esperaba que batiese a una película de Pixar, puesto que eso es imposible incluso para los propios estudios americanos, pero al menos sí esperaba algo a la altura de Ice Age, las dos primeras de Shrek (incluso me conformaría con la tercera, a pesar de todo) o alguna similar. Sin embargo, aunque la idea es original, se queda muy lejos de resultar entretenida.

Se podrían destacar los guiños a películas de temática espacial (Alien, 2001: Una Odisea en el Espacio, La Guerra de los Mundos...) si no fuera porque hay una sobresaturación de los mismos tan apabullante, que la película es casi una sucesión de estos más que una película. Se podría destacar el argumento, si no fuera porque es tópico, infantil y aburrido. ¿Se podría destacar el aspecto visual? Bueno, vale, no es de lo mejorcito de la historia de la humanidad, pero al menos deja atrás otras producciones animadas españolas, aunque no es suficiente para el mercado americano. Se podría destacar la música, si no fuera porque ya ni me acuerdo de ella. Se podría destacar algún personaje, si no fuera porque están demasiado caricaturizados (el astronauta es bastante patético) o si no fueran descarados intentos de copiar a otros (como el robot Robert, que recuerda a Wall-e en el intento). Quizás el más divertido ha sido el perro Alien, pero sin exagerar, lo justito.

En fin, podría decir que Planet 51 abre un futuro prometedor en el campo de la animación española, pero mentir es muy feo. Aunque supere la media nacional en este tipo de cine, se queda muy por debajo de productos internacionales. Si se quiere competir en la liga de los mayores, esto es un intento vergonzoso. La única ventaja es que es una co-producción y no enteramente española, así que la culpa también la tienen otros, aunque eso ya es justificar lo injustificable.

Sinceramente, tal como está el cine hoy día en EEUU, lleno de mediocridades, copiarles lo peor no es la mejor manera de avanzar en el mundo del celuloide. Sería el momento adecuado para innovar y crear cosas verdaderamente interesantes, que no tengan nada que ver con lo más típico de allí, aunque inevitablemente haya que mantener algunos tópicos que siempre funcionan en el cine de animación.

">

5 comentarios:

marguis dijo...

Pues a mi me dio cierto repelús (y miedo), soy muy sugestionable... debe ser eso. :P

Trepamuros dijo...

Bueno, la sugestión entra dentro del grupo de aprensión y angustia que menciono. Este tipo de películas juega con eso y la sugestión es un arma poderosa. Pero ya ves, a mí no me convenció nada y me aburrí bastante. No te preocupes, en este caso el raro soy yo, ya que a la gran mayoría que conozco les ha gustado. En fin, da gusto ir contra corriente de vez en cuando contra las masas. Jejejeje.

Daniel dijo...

¿Tan mala es "Paranormal..."? Es que pensaba verla esta noche pero, claro, ahora veo tu crítica y me dejas en duda...

Veo que has vuelto a la araña, jejejeje.

Un saludo!

Juls dijo...

Soy de la opinión que hay que ser venébolos con el cine español, sobre todo cuando se intenta hacer algo nuevo como Planet51.
La industria no aparece por arte de magia, hay que hacer una película tras otra hasta conseguir asentar una generación de profesionales.
En EEUU tienen una industria acojonante porque han hecho miles de bodrios antes.
Con Plutón de Alex de la Iglesia igual, ¿es que siempre que sale algo diferente en España tenemos que machacarlo a muerte?
Joder, nosotros que somos frikis deberíamos apoyar cosas así. Si ahora empiezan con Planet51 la siguiente podría ser una estilo Heavy Metal ¿o no?

Trepamuros dijo...

Coincidiría contigo Juls, si no fuera porque la peli copia el estilo americano al 100%. Si el medio para un cine de animación español diferente es hacer lo mismo que los americanos, no le veo la gracia ni el sentido. Y ciertamente el que no haya buenos "profesionales" españoles en este campo no es cierto, los hay, pero se tienen que ir fuera porque el cine español no da oportunidades en este campo ni en muchos otros. El cine español sólo promueve basura en el 90% de los casos y siempre desde mi prisma personal, hay gente que opina diferente y adora el cine español. No es mi caso. Y no es cuestión de machacar todo lo que se haga en España o por españoles, a mí me gustó bastante Los Otros en su día, me pareció una buena película fuera del arquetipo nacional de cine, rodada con actores extranjeros eso sí. Lo que yo personalmente no puedo hacer es ser benébovolo con una película así, vendiéndose como lo más de lo más cuando no es más que un producto bastante pobre. Ese afán de poner a todo lo español hecho dentro o fuera del país como lo más de lo más no me parece sano, ese patriotismo absurdo de querer mentirse a sí mismos en vez de aprender de los errores y crecer en todos los ámbitos, mejorando lo que no funciona.

Como digo, todo estoy es mi punto de vista personal. Cada cual tiene el suyo.