viernes, 20 de agosto de 2010

Mary and Max.

En el mundo del cine hay pequeñas joyas que, desgraciadamente por un lado y afortunadamente por otro, sólo podemos encontrar en la red. Ésta es una de ellas.

Mary es una niña de ocho años que vive en Australia. Vive especialmente martirizada en el colegio por su mancha de nacimiento en la frente y su forma de ser. Su madre es alcohólica y cleptómana, su padre está siempre ausente, perdido en su trabajo y su hobby. Mary no tiene amigos.

Max es un cuarentón judío y ateo de Nueva York. Sufre de obesidad mórbida y el síndrome de Asperger, lo que le imposibilita relacionarse con las personas adecuadamente y se agobia con facilidad. Max tampoco tiene amigos.

Un día Mary ojeará una guía telefónica de EEUU en la oficina de correos y elegirá un nombre al azar para cartearse con él. Desde entonces Mary y Max se harán amigos, una amistad que durará años, con sus cosas buenas y sus cosas malas.

Pocas veces he presenciado tanto realismo en un relato amparado por la animación, en este caso con stop-motion. Con humor negro, sarcasmo y emotividad nada ligera o artifical, la película nos enseña el camino de la verdadera amistad, llena de turtuosas experiencias y más baches que alegrías, pero capaz de llegar hasta el fin intacta. Dicen, además, que está basada en hechos reales. Altamente recomendable y sólo para adultos.

P.D.: Por supuesto sólo la encontraréis en V.O., puesto que no ha visto la luz en nuestro país. El trailer no lo he encontrado subtitulado en español, pero la película sí la podéis encontrar.

">

3 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Tiene una pinta extraordinaria y las tomas de la ciudad son magníficas.

Carlos Gallego dijo...

Si que tiene buena pinta y como bien dices es una pena que no lleguen este tipo de joyas a las pantallas españolas o lo hagan en muy pocas salas.

Un saludo

Squash dijo...

Ya me ha picado la curiosidad por verla, el argumento da buenas sensaciones y da gusto encontrar algo de originalidad entre tantas secuelas y remakes